domingo, 17 de mayo de 2009

Dejarme llevar...hacia a tí!


Me acerqué a aquella ola y decidí a escarbar en la arena. Luego, le pedía al azul mar que me llevara junto a él, sabía que nadar hacia tí me haría más humano, me puse a flotar y observando el cielo, me dí cuenta de lo hermosa que es tu alma. Decidí dejarme llevar y tu llegaste, valorando mi esfuerzo.