domingo, 21 de junio de 2009

Hasta hoy por la mañana...

"Hasta hoy por la mañana me sentía pájaro. Si, uno de esos pajarito pequeños, que ya han crecido lo suficiente como para volar del nido. Muchos hacen esto sin estar realmente preparados. Yo sentí que iba cubierto de un plumaje colorido en ilusiones."

¿Qué tan difícil podía ser alejarme del mundo que mi familia, mis amigos y yo, habíamos creado para vivir?¿Cuánto me iba a costar?¿Con qué dificultades me iba a encontrar?¿Estoy en el lugar correcto, en el momento correcto?...Sí, son algunas de las preguntas que me hacía ese maravilloso día en el aeropuerto, ese 7 de marzo.

Todavía recuerdo con emoción a todos los que estuvieron presentes, los que me expresaron su cariño acompañándome física y/o espiritualmente, manifestándome su apoyo, dándome consejos y alimentando mis ilusiones. Los que me prevenían de los peligros. Los que se preocupaban por mis sentimientos a futuro. Todos aquellos que, a pesar de la distancia, me quieren por lo que soy y no por lo que aveces, aparentaba ser.

Estoy aprendiendo a extrañar tan intensamente que puedo escuchar sus voces, verlos frente a mí, pero sobretodo sentirlos. Estoy aprendiendo a valorar cada una de sus palabras, las buenas, las mejores, las que me hacían sonreír, o las que me sacaban una lágrima; Las que me gustaban por lo que llevaban implícitas y las que significaban literalmente. Estoy aprendiendo que el amor existe, que no hay fronteras para un sentimiento tan inmenso, que no es necesario abrazar, para sentir un abrazo. Que, el amor, permite que el ser humano "sea", permite que nos movamos, que respiremos, que veamos la maravilla de la gente y las cosas que están a nuestro alrededor. Aprendo que el amor que uno tiene por cada uno de sus seres próximos te permite compararlos, valorarlos, necesitarlos. Me estoy dando cuenta que no es necesario que te amen para amar, porque si amas a alguien, tarde o temprano, ese alguien te amará también. Estoy aprendiendo que podría saber el qué,cuándo, cómo y por qué de las cosas, pero que de todas maneras sin su amor, este conocimiento no serviría de nada. Me di cuenta de que la gente que no tiene paradigmas si te valora por lo que eres y no por lo que quieren que seas. Me convencí de que sí existe gente, allá y acá, que logra ver más allá de sus narices, más allá de las actitudes superficiales que uno a veces tiene, para luego quererte por ser quien eres. Estoy aprendiendo que un "te quiero" es más poderoso que cualquier fuente de energía, es más, gracias a lo que aprendí, estoy seguro que podría estar sin comer o dormir durante días mientras haya alguien que sienta ese te quiero y me lo exprese con palabras o actitudes sinceras. Estoy aprendiendo que el orden es valioso como tal, pero mientras no seas ordenado y consecuente con tus acciones, el orden de las cosas materiales será sólo una apariencia. Estoy aprendiendo que si quieres contar con alguien, antes deben contar contigo. Me di cuenta de que perdonar es entender, es sentir lo que siente el otro pues solo así entiendes el por qué de las actitudes. En otras palabras, perdonar es amar. Estoy aprendiendo que lo que aprendí ya lo sabía, pero nunca lo practiqué, y que hay muchas cosas más por aprender diario,por las buenas o por las malas, pero aprendes hasta que dejas de existir. También aprendí a pedir con el corazón y no con la boca...por favor, no me dejes sólo en este camino de aprendizaje, acompañame siempre, tiendeme la mano si me equivoco, dame un consejo si lo necesito o te lo pido, pero sobretodo, nunca dejes de quererme, de amarme.


Boli