sábado, 16 de octubre de 2010

Espera otoñal

Aquella banca en que me siento
a esperar la dulzura de tu ser,
se ha convertido en mirador
sin querer.

Es la delicadeza otoñal
la que se muestra ante estos ojos
que,
ingrávidos, pacientes y apacibles,
esperan la llegada de un visible amor.

Los recuerdo infantiles
son inevitables
ante la percepción sensorial
de ese seco crujir,
cuando un colorido calzado
conquista una hoja seca.

Impaciente por tu atraso
mi imperturbable corazón
se escuda en el arte estacional.

Ese arte de esperar a que,
cual hoja hermosa,
el aire te lleve hasta el suelo,
hasta el suelo de mi pecho
en el más sutil, preciso
y precioso
instante.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Antídoto

Inmerso en una sociedad en venta.
Patrones de consumo
que consumen nuestras almas,
que ponen al hombre en renta.

Camino entre murallas blindadas,
sobre el gris del cemento,
entre la frialdad de una metrópoli,
que acaba con sueños, con hadas.

¿Cual es el antídoto? ¿Cuál la lucha?
Necesitamos gente que observe,
que vea más allá de sus narices,
que se entregue en arte. Mucha.

Las percepciones, un arma a favor,
que, lejos del prejuicio,
liberen nuestra mente.
Conoce, convive y no señales, por favor.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Catarsis

Dentro de mi hay suciedad.
Fuera de mi está el conflicto.
Estoy en medio de una tempestad.
Siento que pierdo el aliento.

La impotencia se ha hecho en mi,
armada de distancia y desamor.
Su tanque es la enfermedad,
me acorrala en un búnker de dolor.

Quiero estar completo y vivir tranquilo.
Quiero a mi madre en plena dicha.
Quiero tener cerca a ese amor, mi asilo.
Quiero ser la luz, el fin a esta desdicha.

Hoy empiezo a limpiar este desorden,
porque no estoy solo, porque sé que puedo.
Tengo esperanza,
tengo decisión,
tengo sangre joven.
Tengo las agallas,
tengo fe en mi credo.
Hoy, yo venceré al miedo.

lunes, 30 de agosto de 2010

Inflexión

¿Me tengo que rendir o me has rendido?
Se lo difícil que es, no tengas miedo.
Espero que comprendas que entendí,
pero que nunca aceptaré ser ese amigo.

Me tengo que portar tan egoísta,
quedándome con versos, con estrofas,
con guiños, con sonrisas,
que, cuesta aceptar, no estrenaré.

Tenemos varias cosas en común,
como esta terquedad del corazón.
Tu, en mí, buscas compañía,
yo sueño a cada rato tus caricias.

Me quiero convencer, tu volverás.
Lo quiero asegurar, estaré aqui.
No puede ser tan cruel este destino,
no puede ser tan grande el desatino.

Y si no regresaras, tendré que hacer,
en qué pensar, por quién seguir,
para qué vivir, por qué aprender.
Y si no regresaras, yo podré ser.

Lo tengo que admitir, te extrañaré.
Tus platicas y risas,
esa preciosa esencia.
Lo tengo que admitir, te esperaré.

Yo a ti no te busqué como acostumbro,
esta divina vida nos juntó.
Te demostré quien soy, te di mi aliento.
Tu honesto suspirar me asombró.

Recuerda que seré presente a diario,
en la mirada de un admirador,
en esa recomendación de alguna amiga,
en ese abrazo de un querido tio,
en ese viento que roza con vos.

Nos vamos a encontrar en otros lares.
Seguro harán corriente nuestras brisas.
Estaré sentado en la cornisa,
viéndote ir y venir por muchos mares.

Acá y allá...

Te voy a contar una historia.
Le paso al primo de un amigo,
y a mi amigo. 
Y a mí, amigo.

Se trata de la distancia.
Esa injusta compañía,
que conjuga las nostalgias
de dos almas lejanas.

Esta paradoja hermosa
de vivir acá y estar allá,
de sentir acá y pensar allá,
de que allá estén en lo mismo.

Dicen que el amor es práctico,
que no es nada si es platónico.
Pero no creas en lo que dicen,
hasta probar lo contrario.

Te veo muy enamorado,
esperando, segundo a segundo,
las noticias de la niña aquella,
que tu corazón se ha llevado.

Y si los rumores fueran ciertos,
no te preocupes y vive.
Que acá estaremos los amigos,
para compartir lo insufrible.

martes, 24 de agosto de 2010

Proceso Creativo

"Este soy yo, el del intenso vivir.
Este soy yo, un tipo despreocupado,
más bien, un tipo ocupado."

Soy honesto hasta el momento en que la prudencia gana. Soy prudente hasta el instante en que la honestidad apremia. Siento mucho, duermo poco y hace tiempo me quité los antifaces del prejuicio. Mis curvas emocionales marcaron, en un momento, este andar por lo vivido. Soy aquel hombre que busca, que no espera que lo encuentren, decisión de vida fuerte, pues muchos me andan buscando y yo salí a perseguirte.

Soy muy malagradecido con gente que me da todo. Mi madre es un buen ejemplo, a cada instante le fallo. Mi padre se ha acostumbrado, ya no sé si sea eso bueno o todo lo contrario. Mi abuela nunca ha pedido que yo le dé algo a cambio, ella espera que yo aprenda y lo hace pacientemente.

Soy amigo de unos cuantos, soy compañero de muchos, admiro más a cercanos que aquellos en las vitrinas. Intento ser buena onda, pero mi estómago a veces gana y es que estar con gente mediocre, es más difícil que un parto.

Hace un año y medio vivo fuera de casa, construyendo un hogar seguro, nómada hasta el momento, con pilar en la templanza. Dejé familia en Bolivia, en "familia" incluyo amigos, recuerdos amontonados, que se encargan de aparecer en el momento adecuado.

Soy un tanto egoísta, creo que es por ser hijo único, aunque hoy tengo un hermanito, que por cierto, de chiquito, no tiene nada. Es un gran tipo el carnal, es él el que me ha enseñado que la vida es llevadera si sonríes sinceramente ante un golpe inesperado.

El arte mueve mi ser, le da sentido al instante. Me gusta decirlo así: Todo lo que hago es arte. Me la paso creando conceptos, generando ideas, ganando adeptos. Intento escribir poesía, lograr un par de fotografías, con una meta muy clara: Que el cine sea mi estandarte.

En mi lista de poetas preferidos tengo al gran Benedetti, un poco del buen Neruda, otro más de un tal Cortazar. De Borges prefiero el cuento y de Kafka la novela. Me gusta mucho Alan Poe. Me fascina leer a Cervantes. Shakespeare se me hace tedioso, tal vez porque la tragedia es más bella en la biografía de Sócrates. Y para terminar con la lectura, no puedo olvidar al cura, ese Ernesto Cardenal, que gracias a su locura se ganó un golpe bien dado.

Me gusta luchar por algo, por eso soy socialista. Lo que pasa es que, siendo realista, nos hace falta educación y justicia. No creo en la democracia así como la sabemos, la considero amenaza. Es en si peligrosa, porque es muy manipulable, por gente que en descontrol, te la pinta loable. Si creo en gobiernos largos, apoyados por el pueblo, pues según mi poca experiencia son los únicos incluyentes. No quieren perder apoyo, por eso escuchan y cumplen. Si no la regla es muy clara: A otra cosa mariposa, a ti te esperan en casa.

En temas algo espinosos, la religión es mi duda. Espero que exista Dios y quisiera conocerlo, tiene mucho que explicarnos. Por el momento sigo con la tradición católica, tal vez por costumbre o por como me han educado, aunque estoy en desacuerdo con propuestas tan dogmáticas que me llevan a ver al "prójimo" más lejano que nunca.

Culmino diciendo gracias, por darte el tiempo preciso para leer un dibujo acerca de la escultura que la vida esta moldeando en este hombre.

lunes, 23 de agosto de 2010

Con, por, para...

Cánsate mujer.
Cánsate ya.
Cánsate de decir
que eres amiga,
porque yo
no me cansaré
de pensarte
mia.

Cánsate mujer.
Cánsate ya.
Cánsate de decir
que esto no va,
porque yo
no me cansaré
de luchar por ti,
junto a ti.

Cánsate mujer.
Cánsate ya.
Cánsate de pensar
que abrazarme
fue un error,
porque yo
no me cansaré
de rozar
tu delicada
y asombrosa
cintura.

Cánsate mujer.
Cánsate ya.
Cánsate de jurar
que no pasará,
porque
este capitán
no se cansará
hasta conquistar
el bosque
de tus
sentimientos.

Cánsate mujer.
Cánsate ya.
Cánsate de
buscarte los
defectos,
pues sin ellos,
tus virtudes
no resaltarían.

Cánsate mujer.
Cánsate ya.
Cánsate de
prohibir que
me emocione,
porque no
me cansaré
de inspirarme
a tus instancias.

Cánsate mujer.
Cánsate ya.
Cánsate de
dejar tu amor
a la deriva,
porque no
me cansaré
de volar
por él,
hasta que,
altiva,
por mi
sonrías.

Cánsate mujer.
Cánsate ya.
Porque yo
no me cansaré
de ser honesto,
de ser prudente,
de decirte que
te quiero
y de
quererte
sin decirlo.

Y en esta
lucha de
cansancios
los dos ganamos
algo:
Pensar,
sentir
y ser
con, por, para
el otro.

martes, 17 de agosto de 2010

K

K... Sí, K.
La letra que inicia con su nombre.
Entre la J y la L...
J de Jugar y L de Libertad.
Jugar con ella en Libertad.
Sonreír.
Disfrutar.

La K no sólo inicia su nombre.
Inicia otras muchas palabras,
como kantiano...
Ella lo era.
Vivía en mis ideas,
en mis sueños.
Jamás fue kafkiana,
ni absurda.

Decidí ponerme el kaki
para luchar por ella...
junto a ella.
Y no soy kamikaze,
soy guerrero.

Vive lejos,
en una zona tan bella
como un karst.
En una zona tan bella
como ella...
A un buen kilometraje
de distancia.

Es una katiuska,
sus sonrisas
la hacen impermeable
a las lluvias
y tormentas
de la vida.
Esta vida de kiries.
Da calor en grados Kelvin
y es un kerigma.
Un poco de kif,
de kirsch,
para embriagarme
de inspiración.

La conocí
y vivo una kermés
constante.
El corazón
latiendo en kilociclos.
Mis palabras para ella,
en kilogramos.
Su candela,
en kilocalorías
El sentimiento,
en kiliáreas.
Su intensidad,
energía pura,
en kilohercios,
en kilovoltios.
Los kilopondios
¡kilotones!
en sus metas.
Y si el amor
fuera líquido,
amaría a su "Kika"
en kilolitros.

Vanalmente hablando,
es todo un kit.
Dulce como un kiwi,
tierna tal koala.
Kinesiología
para el alma mia.

Es el kiosko
de la plaza
en que declamo,
reclamo,
proclamo,
lo que siento.

Sumo kopek
tras kopek
de emociones,
para lograr cruzar
el kremlin:
Tu corazón
krausista.

Sus tintes de duquesa,
mis aires de káiser,
reducidos a nobleza,
sencillez.

Este sentimiento,
no terminará
kárstico,
ni sabrá a kéfir...
Uniremos nuestros poemas
en koiné.

La nutrición de un kril,
la fuerza del karate,
son incomparables,
a esta grandeza,
de ser juntos,
pero libres.

Y esta poesía,
un tanto kitsch,
termina con la única K
que importa:
Karla.

sábado, 14 de agosto de 2010

Contigo

Se han hecho costumbre nuestras pláticas
de tintes novelescos y sonrisas.
Pero la costumbre no es rutina,
si el diálogo es contigo.

Se nos hizo normal compartir sueños,
hacernos de este mundo dueños.
Pero la normalidad es tan bizarra,
si la comparto contigo.

Se nos hace común ser tan cercanos,
estando nuestros cuerpos tan lejanos.
Pero lo común es comunión,
si estoy contigo.

Se nos hace muy usual ser tan felices,
hacer sinergia y seguir siendo aprendices.
Pero la felicidad es tan libre,
si aprendo contigo.

"Pasionitis"

El poeta se levantó resfriado,
tosiendo un poco de nostalgia.
Es porque no estás a su lado.
Lo está matando la distancia.

El poeta esta estornudando.
Es la alergia a tu desprecio.
Entregaba el corazón,
y lo enviaste al precipicio.

Al poeta le duele la cabeza,
de tanto recordarte.
Él intentó, con nobleza,
su vida entregarte.

El poeta acusa un achaque,
está enfermo de pasión,
pero luchará en aquel bosque,
hasta que cambies de decisión.

martes, 3 de agosto de 2010

Elemental

Cuatro son los elementos.
Tu los eres.

Eres el candente fuego
cuando entregas,
a pedido,
un beso.

Eres la pureza del agua
cuando lloras
y recuerdas,
lo vivido.

Eres la fugacidad del viento
cuando vienes,
me besas
y huyes.

Eres la textura de la tierra
cuando tocas,
me acaricias
y ensucias.

Recuerda,
agua y tierra
se convierten
en sucio
barro.

Recuerda,
fuego al viento
se apaga,
se olvida,
se va.

lunes, 19 de julio de 2010

Mucho gusto...

No te espantes mujer,
no te espantes.
Este rimador no conoce,
de tu alma, los diamantes.

No hagas juicios mujer,
no hagas jucios.
Eres pretexto del tintero,
pero no de ningún vicio.

No pretendas mujer,
no pretendas,
que sin conocerte yo sienta,
que eres la correcta senda.

Haz a un lado mujer,
haz a un lado,
aquel nefasto paradigma
que tu experiencia ha creado.

Alégrate mujer,
alégrate,
la vida te está presentando,
poeta en escaparate.

Disfrútalo mujer,
disfrútalo.
Tienes un pretexto adecuado:
Esta trova, noble halo.

Tratado sobre la poesía...

La
poesía es
idealista en sí misma...
Y es ahí donde radica su grandeza.
Durante unos minutos, el poeta concentra
todas sus capacidades emocionales e intelectuales en su inspiración.
Esta última puede ser:
un recuerdo (paradigma e idealización del pasado),
una musa (paradigma e idealización de un futuro)
o una emoción (paradigma e idealización de un presente).
Luego,
la poesía es
(lastimosamente para
muchos y felizmente
para otros)
engañosa, lo que no
le quita su
intrínseca belleza.

viernes, 16 de julio de 2010

El Illimani y yo

Allá por Alto Obrajes,
mi infancia comenzó.
Mi abuela,
un peluche
y yo.

Allá por Calacoto,
jugabamos a amar,
después, un tierno guiño,
un café
y ya.

Allá por Miraflores,
salía en televisión.
Primer contacto,
una cámara
y yo.

Allá por Koani
aprendimos a vivir.
Los queridos compañeros,
unos puchos,
y ya.

Allá por Achumani,
jugabamos fútbol,
eran mis amigos,
la pelota
y yo.

Allá por Cota-Cota,
mi infacia concluyó,
Mis amados padres,
las maletas
y ya.

Allá por La Paz,
Amé, crecí, soñé,
aprendí, reí, comprendí.
El Illimani
y yo.

jueves, 15 de julio de 2010

Causalidad

¡Qué razón tenía Escobar!
"Tanto espacio y coincidir",
Incentivo para amar,
Motivo ardiente al vivir.

Siento claro el recuerdo,
de cuando te conocí.
Loco de ti amanecí,
y poco a poco me hiciste cuerdo.

Estabas concentrada,
la respuesta correcta.
y yo sólo esperaba,
que tu amena presencia sea cierta.

Tu amor sí tenía dueño,
en prosas le escribías,
y mientras, en un sueño,
abrazada y junto a mi vivías.

Paciencia, mi estandarte.
distancia, tu motivo.
Hoy quiero regalarte,
todo mi amor altivo.

Y te ví aquí cerca.
Gracias tecnología,
pues salté la entrecerca.
Ven, hagamos juntos filantropía.

domingo, 6 de junio de 2010

A tu favor.

Contra toda probabilidad he decidido
encontrar alguna excusa para hablarte.
Pensaba en ti, como es sabido,
me negué solo a mirarte.

Contra toda probabilidad yo he actuado,
rogando a dioses y deidades no espantarte.
Honestamente, espero lograr darte
este sentimiento aquí atorado.

Contra toda probabilidad me he enfrentado
contra toda anotación de algún amigo.
"Utopía" dicen los que están conmigo,
yo opino que no estoy errado.

Contra toda probabilidad, nuestro destino,
una leve oportunidad me ha regalado.
Estoy tranquilo, la he aprovechado.
Si sigo así, seguro atino.

Contra toda probabilidad,
contra todo cálculo.
Algún día esto acabará y empezará
con un final inesperado.

jueves, 13 de mayo de 2010

Tres días tardé...

Tardé tres días.
Tres días tardé.
En escribir estas lineas que,
al final,
son nada frente a todo tu amor.

"En la amarga lejanía",
un poeta dijo.
"Te extraño, necesito y amo"
Lo dice este poeta, tu hijo.

Tu recuerdo diario
acicalando el exilio
en esta patria tuya,
que hoy es mia.

Caricias, besos,
pesan más en mi memoria,
regaños y consejos,
me llevarán a la gloria.

"Entregar" te define,
en los tres tiempos del verbo.
La vida entera diste,
para forjar mi ser.

Perdón.
Mil veces perdón.
Toma en cuenta que estoy lejos.
Abluciona, absoluciona,
sanemos la relación.

Nunca me cansaré de decirlo,
repetirlo es un honor,
un placer,
es goce total:
TE AMO MADRE MIA,
con todo mi corazón.



¿Soy?

"Me asomé girando la cabeza lado a lado.

Descubrí que la noche no es tan oscura.

Sólo necesité apagar la luz.

En ese momento, se encendió la luna."

Piensa en mi.
Piensa mucho en mi.
Piensa tanto en mi, cánsate de pensarme.
Piensa en mi.
Piensa en mi como yo pienso en ti.
Pienso en ti.
Pienso en ti tanto, que ya no pienso en mi.
Si tu no piensas en mi.
¿Soy?

lunes, 3 de mayo de 2010

No es más...

Esto no es más que una aventura... No vino de ningún lado y a ningún lado se irá.

Como siempre, es el tiempo el que traiciona y el espacio el que se equivocó al acomodarnos. Contra eso ¿Quién lucha? Nadie. Nos incomoda.

Suelo dejar las historias sin final para no hacer bien ni mal a nadie. Dejo que el universo, si es que se enteró, decida, con la esperanza de que conspire a mi favor, pero consciente de que muchas veces la esperanza sólo alarga la agonía del hombre.

martes, 13 de abril de 2010

Infantil, pero sincero...

Estamos en exámenes,
andamos pensando en calificaciones.
Yo sólo quiero que tu me des un diez,
al oír mis canciones.

Entre foto, historia y filosofía,
depende de cuanto logre acordarme,
porque contigo y sin ti pasa mi día.
El maestro va a reprobarme.

Estudiar contigo es esperanzador,
además de bella, inteligente.
Eres como un distractor,
ni la revolución te saca de mi mente.

Te aclaro que gozo de una beca,
pero por ti apostaría mi vida.
Es tarde, tengo la boca seca.
Quiero un café, ¿me aceptas la salida?

lunes, 22 de marzo de 2010

Alegría es TÚ

"Por esa mujer,
que se ha metido lentamente en mi corazón,
que, con sólo una mirada, me encantó.
Por ese dolor,
de no tenerla a mi lado para respirar.
Por esa ilusión,
de conquistarla para siempre y sin pensar."

En el ejercicio de inhalar aire vacío si no estas,
encuentro una esperanza al exhalar.
La sangre golpea contra mis venas al verte,
es mi corazón ejerciendo presión por sentirte.
Amena sensación despierta tu sonrisa,
tu baile, tu canto... tu esencia.
Lloras por el antes, en un presente cruel,
yo te ofrezco un futuro dichoso.
Soy Alguien Intensamente Decidido a Amarte,
juntaré mis ganas con mi esfuerzo para convencerte.
Espero que no pese mi falta de experiencia,
o mis nervios, o mis miedos.
Toma en cuenta mi honesto corazón,
mi seguridad y gallardía...
Y recuerda que tu nombre significa alegría.

viernes, 19 de marzo de 2010

Feliz Día Papá

"Enseñarás a volar,
pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar,
pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir,
pero no vivirán tu vida.
Sin embargo…
en cada vuelo,
en cada vida,
en cada sueño,
perdurará siempre la huella
del camino enseñado."

Madre Teresa De Calcuta

Cuán ciertas son las palabras de Teresa. Hoy me encuentro a muchos miles de kilómetros de distancia de aquel que me enseñó, de la persona que, desde que decidió darme la vida, ha entregado la suya por la mia. Ese hombre se llama Alberto, José Alberto y es mi padre.

Recuerdo que una vez me preguntaron que quién era el "Gran Arquitecto del Universo", mi respuesta fue clara: Mi Padre. Dirán muchos que soy hereje o profano por comparar una definición que la gente suele atribuirle al Creador con un hombre. Me gusta saber que, piensen lo que piensen, yo estoy seguro que Mi Viejo es ese Gran Arquitecto. Él construyó, a base de trabajo, sudor y esfuerzo (literalmente), un Universo para mi. Se encargó de darme una infancia sana, llena de alegrías, enseñanza, esperanza y confianza. Y es que se me llenan de lágrimas los ojos cuando recuerdo esas tardes de comida en aquel añorado departamento en Alto Obrajes, esas tardes en que le mordía las manos hasta que su gesto de risa tierna se convertía en un dolorcito agudo pero agradable al saber que era su hijo quien molestaba, esas tardes en que me abrazaba de su pierna haciendo que me arrastrara hasta la puerta mientras le rogaba que no vuelva al trabajo... pero hay una experiencia que llena de manera especial mi memoria, el día que llegó con mis primeros guantes de portero. Yo estaba sentado en su cama -que estaba cubierta con un edredón de flores y detalle verdes a los costados- en cuanto él llegó me paré sobre la cama esperando lo que tanto le había pedido y si, allí estaban... unos guantes de arquero que tenían detalles rojos y azules, llevaban el número 1 en la contrapalma. Lo importante de aquel regalo fue lo que significaba, el apoyo incondicional que hasta hoy me ha dado. Fui creciendo y en vez de ayudarme (por no decir "hacerme") en los trabajos manuales (cartulinas, maquetas, etc.) de la escuela, pasó a recomendarme lecturas, ayudarme a guionizar mis participaciones públicas, platicar de política o de mujeres. Pero no todo era color de rosa, como buen hijo me equivoqué, me equivoco y me equivocaré. "Acompáñame al mercado"... yo sabía que esas palabras, cuando salían de su boca, significaban "Quiero darte un consejo", ¡y qué consejos!, ¡y cómo los extraño! Hoy siempre que cometo un error elevo mi mirada al cielo intentando escuchar lo que él me diría y lo logra, es su voz tranquila, certera y profunda la que suena en mi cabeza.


Gracias Papá, gracias por darme vida, por moldearme, por sentirme, por abrazarme, por besarme. Gracias por tu consejo, tu paciencia, tus enojos. Gracias por tu cultura, por tu ejemplo... eso es, TU EJEMPLO. GRACIAS PORQUE, LEJOS DE QUE SEA UNA REALIDAD INMEDIATA, ESTOY SEGURO QUE SERÉ UN BUEN PADRE. Gracias porque, con tu lucha diaria, hoy puedo vivir, estudiar, realizar mis sueños. Gracias por entregarme una vida llena de alegrías, por acompañarme en mis tristezas, por estar acá aunque esté allá.


TE AMO PAPÁ... TE EXTRAÑO PAPÁ... TE NECESITO PAPÁ.




Luis Hernán


viernes, 19 de febrero de 2010

Agenda diaria nocturna

Todavía es temprano, la una,
pienso, ¡Cómo tú ninguna!.

El tiempo no para y son las dos,
grito: TE AMO, a viva voz.

Las manecillas muestran las tres,
llevo un profundo sentimiento en el pecho, ¿lo ves?.

Cuatro de la mañana y sigo sin dormir,
porque a tu lado yo me quiero ir.

En mi reloj las cinco dieron,
ya te vas a levantar, los ángeles me lo dijeron.

Junto a las seis el sol sonrió,
y es que tus bellos ojos él vio.

A las siete el despertador sonó,
la alegría del día de tu sonrisa nació.

Son las ocho, has debido salir,
estoy seguro, esta prosa te va a seducir.

martes, 16 de febrero de 2010

Desperté y no eras sueño...

Nunca imaginé que te conocería,
que te cruzarías por mi vida.

Estabas por las noches,
inmiscuida en sueños...
y al final,
lo que mi inconsciente imaginaba,
se hizo sensible.

El destino me dirá si eres ella,
la indicada,
o simplemente una maestra en mi vida...
fue causalidad.

domingo, 31 de enero de 2010

Energías

No por nada riman
soledad y libertad.
Si son perfectamente
paridad.

Desafiné las cuerdas
del corazón.
Acorté el sentimiento,
olvidé la canción.

Encontraba en el espejo
a un hombre sin reflejo.
Hoy encuentro una sonrisa,
se renovó la brisa.

Es de humano errar,
también lo és perdonar.
Cargo energías
para amar.

jueves, 28 de enero de 2010

Sonriente porvenir...

Hace mucho tiempo que no te veía sonreír así,
honesta, agradable, amena y tiernamente.
Parece que lo que sientes es totalmente nuevo,
que las ilusiones vuelven y que confías en un buen porvenir.
¡Qué bueno! ¡Hace mucho que esperabas esto!
Aprovecha las oportunidades que te regala la vida,
hazle bien, dale motivos para despertar esperanzado...
Créeme, tú sabes hacer eso.
Muchas veces lo dije, si tu eres feliz, también yo lo estoy.
Te quiero mucho.

domingo, 24 de enero de 2010

El Ruido

Se te acabaron
de pronto
las ganas de vivir,
olvidando niña
que sólo vivo
por ti.
Le echaste un ojo
al firmamento
sin esperar,
ni un momento,
a que mi boca
emita el ruido:
"TE AMO A TI".