viernes, 19 de febrero de 2010

Agenda diaria nocturna

Todavía es temprano, la una,
pienso, ¡Cómo tú ninguna!.

El tiempo no para y son las dos,
grito: TE AMO, a viva voz.

Las manecillas muestran las tres,
llevo un profundo sentimiento en el pecho, ¿lo ves?.

Cuatro de la mañana y sigo sin dormir,
porque a tu lado yo me quiero ir.

En mi reloj las cinco dieron,
ya te vas a levantar, los ángeles me lo dijeron.

Junto a las seis el sol sonrió,
y es que tus bellos ojos él vio.

A las siete el despertador sonó,
la alegría del día de tu sonrisa nació.

Son las ocho, has debido salir,
estoy seguro, esta prosa te va a seducir.

martes, 16 de febrero de 2010

Desperté y no eras sueño...

Nunca imaginé que te conocería,
que te cruzarías por mi vida.

Estabas por las noches,
inmiscuida en sueños...
y al final,
lo que mi inconsciente imaginaba,
se hizo sensible.

El destino me dirá si eres ella,
la indicada,
o simplemente una maestra en mi vida...
fue causalidad.