lunes, 19 de julio de 2010

Mucho gusto...

No te espantes mujer,
no te espantes.
Este rimador no conoce,
de tu alma, los diamantes.

No hagas juicios mujer,
no hagas jucios.
Eres pretexto del tintero,
pero no de ningún vicio.

No pretendas mujer,
no pretendas,
que sin conocerte yo sienta,
que eres la correcta senda.

Haz a un lado mujer,
haz a un lado,
aquel nefasto paradigma
que tu experiencia ha creado.

Alégrate mujer,
alégrate,
la vida te está presentando,
poeta en escaparate.

Disfrútalo mujer,
disfrútalo.
Tienes un pretexto adecuado:
Esta trova, noble halo.

Tratado sobre la poesía...

La
poesía es
idealista en sí misma...
Y es ahí donde radica su grandeza.
Durante unos minutos, el poeta concentra
todas sus capacidades emocionales e intelectuales en su inspiración.
Esta última puede ser:
un recuerdo (paradigma e idealización del pasado),
una musa (paradigma e idealización de un futuro)
o una emoción (paradigma e idealización de un presente).
Luego,
la poesía es
(lastimosamente para
muchos y felizmente
para otros)
engañosa, lo que no
le quita su
intrínseca belleza.

viernes, 16 de julio de 2010

El Illimani y yo

Allá por Alto Obrajes,
mi infancia comenzó.
Mi abuela,
un peluche
y yo.

Allá por Calacoto,
jugabamos a amar,
después, un tierno guiño,
un café
y ya.

Allá por Miraflores,
salía en televisión.
Primer contacto,
una cámara
y yo.

Allá por Koani
aprendimos a vivir.
Los queridos compañeros,
unos puchos,
y ya.

Allá por Achumani,
jugabamos fútbol,
eran mis amigos,
la pelota
y yo.

Allá por Cota-Cota,
mi infacia concluyó,
Mis amados padres,
las maletas
y ya.

Allá por La Paz,
Amé, crecí, soñé,
aprendí, reí, comprendí.
El Illimani
y yo.

jueves, 15 de julio de 2010

Causalidad

¡Qué razón tenía Escobar!
"Tanto espacio y coincidir",
Incentivo para amar,
Motivo ardiente al vivir.

Siento claro el recuerdo,
de cuando te conocí.
Loco de ti amanecí,
y poco a poco me hiciste cuerdo.

Estabas concentrada,
la respuesta correcta.
y yo sólo esperaba,
que tu amena presencia sea cierta.

Tu amor sí tenía dueño,
en prosas le escribías,
y mientras, en un sueño,
abrazada y junto a mi vivías.

Paciencia, mi estandarte.
distancia, tu motivo.
Hoy quiero regalarte,
todo mi amor altivo.

Y te ví aquí cerca.
Gracias tecnología,
pues salté la entrecerca.
Ven, hagamos juntos filantropía.